Curiosidades del poker

Existe una variante del póker realmente curiosa y poco habitual, que en la actualidad no se juega, y que incluso en otros tiempos se jugaba muy raramente, por los riesgos que implicaba, sobre todo si ese juego se llevaba a cabo en ambientes dados a las reacciones violentas. Que es, precisamente, donde se solía jugar con mayor frecuencia, ya que por lo general eran gente que buscaban emociones fuertes en todo, y esa modalidad de póker las ofrecía en abundancia.

Podemos denominarle, y de hecho así le llamaban muchos, .póker ciego* (nada que ver con lo que antes hablamos sobre el jugador que dice .yo soy ciego*). Y ciego y bien ciego era.

Se repartían los naipes como es habitual, de uno en uno hasta los cinco reglamentarios. Pero todas las cartas boca abajo, delante de cada jugador. Ya había el pozo inicial en medio de la mesa. Y al alzar la primera carta, se hacía el primer envite. El que tenía una K o un as, hacía la postura más fuerte. Los demás, aceptaban o no, según su naipe visto. El que pasaba, esperaba turno siguiente, pero entonces, si aceptaba seguir, debía aceptar el segundo envite total, y añadirle el doble del envite previo. Y así sucesivamente al ir destapando cada carta.

Si uno mostraba tres naipes con un trío o cuatro con un póker, es obvio que subía a tope. Si alguien aceptaba, se llegaba al final. Y si no, no era necesario destapar la carta o cartas que restaban, dando por terminado el juego y llevándose el ganador de la jugada más alta el dinero de la mesa.

Como se ve, era un juego osado y traicionero, porque a veces las cartas altas exhibidas eran vencidas por alguien que parecía tener menos posibilidades. Pero, eso sí, el farol estaba descontado, porque nadie podía apostar en falso, a la vista de sus propios naipes descubiertos. Se convertía así el
póker en un juego de envite, paro a cartas vistas, aunque el inicio de la partida fuese de lo más “ciego”. Pero insistimos en que esa modalidad era poco habitual, y reducida a ambientes muy concretos. No es un modo de juego que haya pasado a la posteridad, ni mucho menos.

Es tal la influencia del póker sobre cualquier otro juego, que incluso algo tan antiguo como el de Ios dados -ya se jugaban en el Antiguo Egipto o en Roma, e incluso se sabe que la túnica de Cristo se la jugaron Ios romanos a los dados-, pasó de ser el tradicional juego de puntos, del uno al seis, a convertirse en un juego de “póker de dados.

Para ello, se sustituyeron las seis caras del dado con seis motivos diferentes a sus puntos tradicionales, o redondeles oscuros del uno al seis, por seis naipes de la baraja de póker, exactamente comenzando por el 9, y siguiendo por el 10, J, Q K y A. Se juega, como en el caso de los naipes, con cinco dados en el cubilete. Se arrojan una primera vez, y se apartan los dados válidos para una jugada, por ejemplo un as, o dos K, dos Q dos J, dos 10 o dos 9, y mejor si salen de un principio tres o cuatro, naturalmente. Aquí no valen las dobles parejas ni los fulls, a menos que se haya decidido así previamente, ni tan siquiera una escalera. Se va únicamente al póker o al repóker, e incluso a más, si tenemos la fortuna de que inicialmente nos salgan ya cinco figuras iguales.

Porque se tiran dos veces más, y se van reuniendo todas las figuras que nos han salido. Cuando hay cinco reunidas y queda alguna tirada por hacer, se recogen todos los dados y se vuelve a tirar, sumando las caras iguales que nos hayan salido a las cinco que ya teníamos antes.

Si en la primera o segunda tirada no sale nada aprovechable -una pareja o un as-, se recogen todos los dados y se sigue tirando, pero eso no significa que podamos hacer más de tres tiradas, sino que esperaremos a que en una segunda o tercera tirada nos salga algo aprovechable. Habitualmente -salvo decidir previamente lo contrario de mutuo acuerdo entre los jugadores-, el as tiene el valor de comodín, y por tanto se puede convertir en lo que nos convenga según la jugada que hemos sacado. Es decir, si obtenemos tres K y un as, pongamos por ejemplo, tenemos cuatro K. Y así en todos los casos. Por eso, a veces, uno elige quedarse con un as y una K, pongamos por caso, esperando que en la siguiente tirada, salga alguna K o algún as más, para hacer jugada.

A este póker también se puede jugar fuerte si se desea, porque hay distintos medios de jugarlo, desde los que hacen una partida a puntos, simplemente por entretenimiento, jugándose una consumación o cosa parecida, hasta quienes envidan a cada jugada o tirada que se hace, y los contrarios aceptan o la rechazan. Asimismo se puede jugar de compañeros -cosa que con los naipes es imposible en el póker, al contrario que en algunos otros juegos de cartas-, sumando los puntos por parejas. En los casinos se juega a los dados, pero a los puntos, y los de póker rara vez son utilizados en esos establecimientos, aunque en los garitos ilegales se puede jugar a todo lo que se quiera.

Dentro del apartado de curiosidades respecto al póker, podemos incluir también las relativas a la propia baraja. Esta, como tal, con todas las variantes experimentadas a lo largo de los siglos, tiene su propia historia, al margen de su exacto grafismo actual. Es decir, que en su origen, tanto la Ramada .baraja española” como la “americana o francesa” que se usa en el póker -advirtamos que en los países latinos también se juega a veces al póker con grafismos de baraja española, esto es con oros, copas, espadas y bastos, -sólo que añadiéndole en el contorno de la figura una especie de recuadro con el palo de la carta, y su número o figura bien visible. Esto es, añadiendo a la baraja tradicional española un ocho, un nueve y un diez, usando el caballo como Q -letra que figura en ambos picos de la carta, caso de utilizarlas para el póker-, la sota como J y el rey como K. El juego no varía lo más mínimo una vez otorgados esos valores en su ángulo superior izquierdo y en el inferior derecho, tal y como lo vemos en las cartas francesas.

De hecho, hace muchos años que se usan ese tipo de cartas como alternativas para jugar al rummy o “ramiro”, especialmente en los casinos de las capitales de provincia españolas, así como en los domicilios y círculos familiares.


poker – Google Noticias

» Poker con el Tajo - El Decano de Guadalajara
» May Maceiras: El póquer y nuestro entorno. - PokerNews
» Alain Roy gana la final del Partouche Poker Tour de Cannes - Noticias Poker
» El Casino de Barcelona, primera parada del European Poker Tour - Noticiasdot.com
» Un poker de ‘ases’ por la presidencia de la República - La Vanguardia Liberal
» Finaliza "Poker de reinas" - Esto
» Comenzó ayer el Borgata Poker Open a la espera de la espera de la ... - Noticias Poker
» Affilinet convoca la segunda edición internacional de las Noches ... - Puro Marketing
» Trallero Reiser: Con 7 basta... o sólo 6? - PokerNews
» La parada de Costa Rica del World Poker Showdown cambia de fechas - Noticias Poker
poker en linea

888 Poker
888 Poker